¿Vuelve a estar el sofá Chester de moda?

Hay ciertos clásicos que nunca pasan de moda, y uno de los más destacados es el sofá Chester. Quizá todavía no lo conozcamos por su nombre, pero seguro que lo reconocemos en el momento en el que lo tengamos delante.

Sí, estamos hablando de ese característico sofá de cuero marrón salpicado, que presenta profundos botones a lo largo de su estructura (lo que se conoce como capitoné).

Un poco de historia del sofá Chester

sofa-chester

Este sofá aparece en el mercado a principios del siglo XIX, primeramente, destinado a formar parte de prestigiosos clubes sociales de Londres de la alta sociedad. Debido a su estilo y sofisticación, no tardaría en formar parte de la decoración británica, convirtiéndose en un tipo de sofá que perduraría.

El origen del mismo es muy curioso: fue Philip Dormer Stanhope, el IV Conde de Chesterfield, quien mandaría a construir un sillón estable y robusto que le permitiera conservar la espalda recta pero al mismo tiempo tener una estética destacada. Y es que, por aquel entonces un sillón no permitía permitir al usuario que se sentase manteniendo la postura recta; el problema de esto es que las personas que se sentaban arrugan sus ropas, por lo que perdían su elegancia.

Cuando este conde falleció, el heredero del mismo fue Mr Dayrolles, su protegido, y fue cuando lo exhibió entre su círculo cuando el sofá Chester empezó a cobrar popularidad. Se llegó al punto de que, si una persona quería aparentar un buen status social, tenía que comprar un sofá chester.

En un primer momento se diseñó como un sofá, pero no tardaría mucho tiempo en aparecer ese sofá tan característico. El material principal que le dio forma fue “piel”, aunque más adelante encontraríamos algunos modelos confeccionados en “tela”. Hoy en día se puede encontrar mas facilmente, como en esta tienda de sofas en bilbao que nos asegura unos sofás de una calidad extraordinaria sin pagar en exceso

Una obra de arte que perdura hasta nuestros días

Aunque han pasado más de 2 siglos del nacimiento de esta joya, todavía sigue siendo un clásico del estilo y del buen gusto.

En respuesta a la pregunta de si está de moda podemos concluir que si, y que lo está más que nunca.

De hecho, lo podemos encontrar en los medios de comunicación, incluso en algún que otro programa de TV.

Principales características del Sofá Chester

sofa-chester-2-compressor

Brazos alineados con el sofá

Tanto los brazos con el respaldo del sofá chester está a la misma altura. El hecho de comprar un sofá chester hace que tengamos un sofá claramente distinguido, diferente del resto de modelos.

Patas

Las patas son cortas, torneadas y normalmente se confeccionan con madera. Algunos modelos más modernos hasta constan de ruedas, lo que permiten que los movamos con más facilidad.

Respaldo

El tapizado del respaldo es de capitoné, lo que le confiere una estética increíble y el máximo confort de cara al usuario.

Texturas

La textura es agradable al tacto, además de estar disponible en diferentes formatos para adaptarse a cualquier tipo de entorno.

Si estás pensando en comprar un sofá Chester, recuerda que sigue siendo una tendencia en moda.

Categories: Sin categoría