Ventajas del suelo radiante en tu hogar

El suelo radiante es un sistema de calefacción que se adapta en el suelo de nuestro hogar. El calor que se consigue se reparte de manera equilibrada a lo largo de la vivienda; y esto es posible debido a que se forma una red de tuberías que se instalan en el suelo; a través de las mismas circulará agua caliente a una temperatura de entre 30-45ºC.

Aunque no es el sistema predilecto en nuestro país, cada vez son más las personas las que se decantan por él. Si quieres conocer todas sus ventajas, te recomendamos que sigas leyendo:

Ventajas del suelo radiante

Para que puedas tomar una decisión sobre si te interesa o no poner suelo radiante, te invitamos a seguir leyendo:

  • Máximo confort: Cómo ya hemos comentado, el suelo se ha diseñado con una estructura de cañerías que calientan las masas de aire de abajo a arriba, y de manera equitativa. Esto supone una interesante ventaja a lo que ofrecen los sistemas de calefacción convencionales (cómo los radiadores), y es que no solo emiten calor en una zona determinada, si no que lo extienden, proporcionado el máximo confort posible.

Al mismo tiempo, cómo el calor va de arriba hacia abajo, consigue que la temperatura sea superior en la zona de los pies, logrando una excelente sensación térmica (y es que, si tenemos los pies fríos, casi todo el cuerpo estará frío).

suelo-radiante

  • Consumo reducido: La temperatura a la que debe estar el agua que circula por la estructura interna debe estar comprendida entre los 30 y los 45ºC. Aunque si bien es cierto que entraña un determinado consumo, no será tanto como otros sistemas en los que se necesita que la temperatura esté por los 80ºC.

Si hacemos los cálculos, con el suelo radiante podemos ahorrar hasta un 20% en comparación con otros sistemas de calefacción, lo mejor es preguntar a expertos que te ayudarán con todo lo necesario.

  • Máximo rendimiento: Otra de las ventajas del suelo radiante es su rendimiento. Las tuberías que dan forma al suelo radiante tienen un tamaño de 10mm de diámetro, lo que quiere decir que son muy pequeñas. Esto quiere decir que la cantidad de agua que se necesita para hacer funcionar el sistema, además de la energía usada, serán mínimos, logrando un buen rendimiento.
  • Óptimo diseño: El habitante del hogar ni se dará cuenta de que debajo del suelo hay instalado todo este sistema. Y es que no verá ni tuberías, ni radiadores, ni ningún otro elemento relacionado. Es decir, que no habrá nada que afecte a la decoración de nuestro hogar. Lo único que hará falta será una especie de armario en el que se guardarán todos los colectores de la vivienda.
  • ¿También puede refrigerar?: Aunque lo más normal es usar el suelo radiante para emitir calor, también se puede usar para refrigerar. La única diferencia es hacer que circule agua fría por las tuberías, en lugar de agua caliente. De esta manera, lograremos un efecto refrigerador, incluso, en verano.

Estas son las principales ventajas del suelo radiante.

Categories: Sin categoría